Eurovegas, no aprendemos

Los que no hemos nacido ayer todavía recordamos cómo Madrid iba a ser la segunda gran capital del entretenimiento de Europa: habíamos conseguido el Parque Warner, ganando a otras grandes ciudades. Íbamos a ser la segunda París, el nuevo Euro Disney. Miles de complejos hoteleros, familias de todas partes del mundo peleándose por conseguir habitación en Madrid, centenares de nuevos puestos de trabajo directos y millares indirectos,… Eso era, al menos, lo que nos intentaban vender los políticos. Varios años después, con el Parque Warner abierto y funcionando, la realidad es ligeramente distinta: el parque está al borde de la ruina; no sólo no atrae a turistas de otras partes de Europa, ni siquiera lo hace de España; hasta han tenido que cerrar la línea de tren que llegaba al parque por falta de uso. Un fracaso en toda regla.

Ahora, después de intentar ser la nueva capital europea del ocio familiar, vamos a probar suerte con el vicio y el desenfreno de los casinos con EuroVegas o Las Vegas Sands, como se llamará oficialmente. Más allá de los puestos de trabajo que genere en la construcción para levantar todo aquello, está por ver que termine funcionando y no nos quedemos en 2020 con otra gran megaestructura abandonada (algo en lo que ya tenemos bastante experiencia viendo algunos aeropuertos).

Mi apuesta es que no funcionará. Euro Vegas será un fracaso, más allá del escándalo que supone que se cambien tantas leyes a su favor.

6 razones por las que Euro Vegas no va a funcionar

  1. Es un gueto: Las Vegas Sands está concebido como un mega complejo bien alejado de Madrid. No tiene nada que ver con otros resorts de Adelson como Marina Bay en Singapur, integrado en la ciudad, o como otras ciudades casinos como Las Vegas, Macao o Atlantic City, que aúnan los resorts en una urbe. A Macao puedes ir a hacer turismo y ver ruinas a 300 metros de casinos. En Euro Vegas será venir expresamente al vicio, y eso da mala imagen.
  2. España (Europa) no es Estados Unidos: Las Vegas es ese lugar al que los americanos van a desfasar porque en el resto de ciudades no se les permite. Aquello de “lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas”. España no es Estados Unidos, y aquí el desfase se puede realizar en cualquier parte: cientos de turistas británicos y alemanes eligen nuestras costas e islas para hacer su particular Las Vegas: desfases, destrozar mobiliario urbano, beber 24 horas en la playa… y se lo permitimos.
  3. El clima: en Madrid en invierno hace mucho frío y en verano un calor seco donde, sorpresa, no hay playa. Si ya se puede desfasar en la costa y hay casinos por allí, para qué venir a un complejo artificial cerca de Madrid.
  4. Es pequeña: en Las Vegas hay 150.000 habitaciones de hotel, con una ocupación del 86%. En Euro Vegas, cuando terminen todas las fases previstas, se llegará a unas 36.000 habitaciones. Una cantidad relativamente pequeña para convertirlo en una ciudad de ocio con espectáculos de ocio permanentes (Cirque du soleil, musicales, etc.). Muchos no llenarán aforo y terminarán cerrando.
  5. Es incompatible con lo que ya hay: teniendo un millonario Parque Warner para las familias, en Las Vegas apostamos por ocio adulto. Sabiendo que en Las Vegas sólo el 10% de los visitantes son menores de 21 años, no vamos a poder aprovechar las infraestructuras que ya tenemos para hacer un “pack” de ocio lo suficientemente atractivo.
  6. Es una copia: esta es la principal razón por la que fracasará. Macao, Atlantic City, … ninguna se llama “Las Vegas” porque busca su diferenciación, un atractivo adicional. Aquí somos Euro Vegas. Ponte en la piel de un turista ruso o alemán. ¿Para qué venir a Euro Vegas pudiendo ir al original? Pues eso