Pinterest: y ahora, el contenido

Pinterest es la nueva red social de moda con mucho hype sobre este nuevo servicio en Twitter, Facebook, blogs… Se trata de una nueva forma de compartir contenidos que mezcla algunas cosas de Twitter, Facebook, y añade propias. En Pinterest hacemos pequeños tableros en los que compartimos la información por categorías. Podemos seguir a contactos, o bien sólo a categorías específicas de nuestros contactos, así como comentar en sus pins, hacer “repins”, etc.

Tal vez la mayor novedad de Pinterest es lo visual que resulta. El texto es ahora lo de menos, lo importante es la imagen. Por eso, hasta ahora Pinterest había estado centrada en sitios de moda para compartir modelitos y tendencias. Pinterest tiene además vocación de metared social, ya que los pins pueden tuitearse, compartirse en Facebook…

Personalmente, creo que Pinterest es un peligroso paso más allá en la socialización de contenidos que cruza una delicada línea roja. Hasta ahora en servicios como Delicious o Twitter se compartía un enlace que nos llevaba al sitio original. Facebook ya logró ir un paso más lejos llevándose también buena parte de los comentarios que se generan sobre un tema en concreto.

Lo de Pinterest ya no sólo no es ético, tampoco debe ser muy legal. Pinterest se baja una imagen del artículo que quieres compartir y la sube a su propio servidor. No estamos hablando de una miniatura como Facebook, sino de una imagen a 600 píxeles de ancho. Los pins de Pinterest posicionan en Google, se pueden a su vez compartir en Facebook, twittear, comentar, hacer repin, mandar por email, e incluso embeber.

Si lo que estás compartiendo es un pin sobre un análisis de un libro, estupendo, la gente acudirá al (discreto y con nofollow) link de tu pin y lo leerá. Pero si lo que has hecho es un pin de una foto de El País -que El Páis ha pagado- del Costa Concordia hundiéndose, por poner un ejemplo, ¿qué necesidad tengo de seguir el link? Si ya he visto lo que quería.

Pinterest no tiene por ahora un modelo de negocio aparente pero está consiguiendo visitas, comunidad y contenidos “prestados” de otros sitios más de lo que sería tolerable y de una manera automática con la ayuda de los usuarios. Sólo hay que ver muchos pins de moda donde se reproducen imágenes de colecciones y se describen con detalle y sobre las que se genera toda una red de comentarios cuando el medio original, el que hizo la foto o la subió, apenas tiene actividad.

Por ahora Pinterest está un poco “de tapado”, como un experimento social media. Pero si de verdad Pinterest tiene éxito, ¿alguien duda de que agencias de imágenes y grandes medios se lanzarán de cabeza contra ellos? Y me temo que con razón…

Twitter, Facebook y modelos de negocio

– Twitter y Facebook son a día de hoy, por hype y volumen, las dos únicas empresas que hacen sombra a Google en internet

– Facebook sale por fin a bolsa. Ingresó en 2011 3.700 millones por publicidad y juegos sociales, entre otros.

– Si tienes 5 euros, o incluso menos, puedes publicar un anuncio en Facebook, pujando con los demás anunciantes, como en Facebook.

– Para tener una brand page en Twitter, hay que pagar 25.000 dólares. Con ella puedes poner un banner de tu marca y fijar un tuit. Ni siquiera retirar publicidad de tus rivales.