Estar a la última cuesta mucho trabajo

Hay muchos desarrolladores que llevan los tres últimos meses adaptando sus webs, aplicaciones o programas a la hermosa pantalla retina del iPad. Muchos aún no han acabado y otros terminan de hacerlo… para que tener que volverse a poner manos a la obra para adaptar sus webs, aplicaciones o programas a la hermosa pantalla retina del Mac Book Pro.

Si Apple de verdad cuida a los desarrolladores como predica, ¿no hubiera sido correcto anunciar las dos cosas a la vez? Muchos desarrolladores habrían aprovechado la ocasión para matar dos pájaros de un tiro. Sobre todo teniendo en cuenta que entre un anuncio y el otro hay tres meses de diferencia y un portátil así no es cosa de un día para otro. Tampoco se trataba de reventarles todo el anuncio, con decirles “ey, ¿veis que pantalla tan bonita? Pues ya que os ponéis a editar gráficos poneros a hacerlo con todas las versiones de vuestros servicios porque pronto haremos un anuncio al respecto”.

La culpa no es toda de Apple, también influye que en vez de aportar un ápice crítico a la plataforma, la mayoría de developers están demasiado ocupados aplaudiendo con las orejas.