Las noticias del futuro

Obama en BuzzfeedJon Stewart ha anunciado esta semana que deja ‘The Daily Show’ tras más de 16 años en antena. El sentimiento de tristeza que se siente es atípico (ningún programa en España suele durar 16 años) pero no sólo es por él. Te pones a pensar que llevas 16 años viendo un programa, el tiempo que ha pasado y cómo han cambiado las cosas y la nostalgia te invade.

‘The Daily Show’ es un programa de humor que cuenta la actualidad con chistes. Pero tiene un trasfondo crítico a los políticos y a los medios donde radica la clave de su éxito.

Una encuesta que vi hace tiempo se extrañaba de un dato: muchos jóvenes sólo se informaban de política y actualidad a través de ‘The Daily Show’. No leían “periódicos tradicionales” (ni en papel ni online) y no veían informativos. Y no sólo estaban lo suficientemente bien informados como para saber qué se cuece en el mundo, probablemente tenían una visión más plural que aquél que sólo lee un periódico.

La forma de consumir las noticias está cambiando. Y no es sólo el cambio de papel a internet. Barack Obama, el hombre más poderoso del planeta, parece que lo ha entendido. Mientras Mariano Rajoy o el Banco de turno se conforman con tener contentos a las 6 cabeceras de turno en el kiosco, Obama acaba de materializar un cambio.

Sus tres últimas entrevistas han sido a: varios youtubers, Vox y BuzzFeed. Así, de carrerilla. La gran mayoría de medios “de toda la vida” se han echado las manos a la cabeza y no han dudado en atacar a Obama, no siendo conscientes que el problema no es de Obama, sino suyo. Han dejado de interesar. Sin más. Sí, BuzzFeed, ese medio de gatitos y vídeos de caídas es lo que usan muchos jóvenes adolescentes para informarse de política. No se trata de un cambio de soporte (papel o internet), se trata de un cambio de lenguaje, de forma de contar las cosas, de importancia.

Resulta curioso pero en España todavía no nos hemos atrevido a intentar cambiar este lenguaje. Hay muchos y magníficos nativos digitales (El Confidencial, El Diario, Voz Pópuli) pero, al final, todos siguen un mismo esquema y un mismo lenguaje que no se diferencia apenas de aquellos periódicos que se siguen imprimiendo.

En Noxvo vamos a intentarlo. Primero como un experimento. Un banco de pruebas. ¿Se puede abordar la actualidad de otra forma? A ver qué tal sale…